Ensalada de Espinacas

  • Ingredientes:
  • – 175 gramos de espinacas frescas bien verdes
  • – 125 gramos de tomates maduros
  • – 125 gramos de queso fresco
  • – 100 gramos de nueces
  • – Miel de aveja
  • – Vinagre
  • Aceite de oliva virgen

 

Preparación:

Para preparar esta ensalada de espinacas vamos a emplear espinacas frescas, lo que harán de la misma una ensalada sabrosa y rica en vitaminas, minerales y antioxidantes. Puedes usar espinacas compradas en la frutería, la cuales tienes que retirarlos del tallo y lavarlas, o bien emplear una bolsa de las mismas, que puedes encontrar en tu supermercado habitual, que ya vienen listas para consumir, lavadas y troceadas. Una vez que tengamos las espinacas bien limpias y cortadas, las echamos en un recipiente o una ensaladera, mientras preparamos el resto de ingredientes.

Cogemos los tomates  y los limpiamos un poco con agua bajo el grifo, y después los cortamos en mitades, en cuartos o en rodajas, como cada usted lo prefiera, y se echan junto con las espinacas en la ensaladera. Añadimos también las nueces troceadas, de forma que no queden los trozos muy grandes. Y por último cortamos el queso fresco en cuadraditos, que echamos en la ensaladera junto al resto de ingredientes. Si prefieres otro tipo de queso puedes sustituirlo, ya que esta ensalada admite casi todo tipo de quesos.

Ya tenemos la base de la ensalada de espinacas, así que ahora solo faltaría aliñar la misma, lo que se puede hacer usando varios tipos de aliños desde un aliño más tradicional a base de aceite, vinagre y sal, por ejemplo, hasta otro aliño que nos guste formado con otros ingredientes diferentes. Te animamos a que pruebes esta receta con varios aliños, para ver cuál te gusta más.

Notros vamos a aliñar la ensalada añadiendo un buen chorreón de miel sobre los ingredientes anteriores, y encima vamos a agregar vinagre de Módena y aceite de oliva virgen al gusto, en la cantidad que creáis conveniente según vuestro gusto. La miel le va a dar un toque muy rico al conjunto, pero intenta no echar demasiada, ya que podría resultar muy intenso ese sabor y sobresalir demasiado sobre el resto y hacer que se pierdan. Removemos lo mejor posible, y ya podemos servir esta riquísima receta de ensalada de espinacas, que seguro que te va a encantar preparar.

Puedes servirlo como un acompañado de sus platos de almuerzo.

 


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *