¿Cada cuanto se aplica el protector solar?

La fotoprotección es un asunto que es conseguir cada vez más con mayor interés, tanto en términos de salud como de belleza, de la misma manera en que ocurre con los temas relacionados con la peluquería.

En ese orden de ideas, para mantener la piel protegida ante los rayos ultravioleta, no es solo suficiente como comprar un buen protector solar, sino que se deben mantener buenos plazos en términos de tiempo de aplicación.

¿Cada cuánto se aplica el protector solar?

Puede que en principio para algunas personas esta sea una pregunta que no tiene mucho sentido porque consideran que con una sola aplicación para el día es más que suficiente. Además, no todos han comprendido que el protector solar se utiliza todos los días y no tan sólo cuando se va a una piscina o se está en la playa.

Proteccion solar

Ahora bien, se aclara que no hay una fórmula mágica para poder calcular cada cuánto tiempo es válido aplicar el protector solar. Sin embargo, la recomendación es aplicar el producto 30 minutos antes de la exposición al sol y a partir de allí, repetir el procedimiento cada hora. Esto en caso de no exponerse al sol, ni a la inversión durante mucho tiempo.

Para las personas a las que les encanta estar bajo el agua para relajarse y tomar baños largos, la sugerencia es que se aplique protector solar cada 20 minutos. Puede que el protector sea resistente al agua o a prueba de ella, pero vale la pena repetir esta práctica para baños prolongados.

Proteccion solar

Recuerde que el contacto con de la cual hace que el producto se caiga de la piel, lo que ocasiona que se disminuye el efecto de protección ante el sol. En el momento de salir del agua y secarse con la toalla, aunque se haga con mucho cuidado, el producto también se va a caer. Por lo tanto, la recomendación es muy sencilla, mientras más usted se bañe, sude o se seque la piel, menor va a ser la protección.

De todos modos, si no quiere estar contando los minutos o si se pierde la noción del tiempo, hay que prestar atención a las señales de la piel. En el momento en que se note que no se ve o se siente el protector solar, se aplica de nuevo. Lo mismo aplica en el momento en que se empiece a enrojecer la piel.

Author: Mateo Montes

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Twitter