Frutos secos

Alimentos recomendados para bajar el colesterol

El colesterol es una sustancia química producida por el hígado, que se encuentra en los tejidos corporales y en la sangre. Aunque tenemos la percepción de que corresponde a algo malo, lo cierto es que el cuerpo precisa de éste para su adecuado funcionamiento, de manera que los problemas solo surgen cuando sus niveles se incrementan y empiezan a identificarse riesgos de manifestar enfermedades coronarias.

En caso de no llevar un estilo de vida saludable y contar con una historia familiar en donde existan antecedentes de este trastorno, una dieta para el colesterol junto a otros cuidados que, por supuesto incluyen las respectivas medicinas y la actividad física, puede representar el control pertinente de sus niveles.

Aguacate

Alimentos que ayudan a reducir el colesterol

Evidentemente, el colesterol es necesario para el cuerpo, pero cuando se llevan a cabo analíticas de sangre y los resultados revelan niveles que ya no son saludables, es una buena idea reformular el plan de alimentación y así darle prioridad a los siguientes alimentos:

  • Frutos secos: un puñado diario de frutos tales como almendras, nueces, pistachos y la nuez de macadamia, dispone de la habilidad necesaria para regular el perfil de colesterol, por lo que esta es una sugerencia que sin duda no debe ser ignorada.
  • Aguacate: se trata de una grasa buena que, por el hecho de estar acompañada por altas proporciones de fibra, se transforma en una especie de barrera que impide la absorción desmedida de colesterol por parte del intestino.
  • Una copa de vino tinto: con una copa de esta variedad de vino al día, es más que suficiente para estimular el colesterol bueno por encima del malo, lo importante es no sobrepasar esta cantidad pues el alcohol no es algo positivo para el cuerpo.
  • Avena: este grandioso alimento, que a propósito permite todo tipo de preparaciones, cuenta con el poder de disminuir los niveles de colesterol en cuestión de semanas.

Consejos para bajar el colesterol

Un cambio en la dieta es el primer paso para limitar las grasas saturadas que se están consumiendo, para reducir el colesterol malo, es determinante vigilar de manera muy cercana el peso. En cuanto a la farmacología, esta será recomendada por el médico teniendo presentes las condiciones particulares del paciente.

Frutos secos

Cuidar del corazón, debe ser entonces la preocupación número pues es este órgano el que suele afectarse de manera más pronunciada con el desequilibrio de esta sustancia cerosa que hace parte de las células del cuerpo.


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *